BIZZ

More Website Templates @ TemplateMonster.com - July 22, 2013!

Editorial

El sistema educativo está roto.
El sistema educativo está roto y lo más fácil sería encontrar un culpable. De hecho una buena energía de la burocracia escolar se invierte en trámites para hacer a otro responsable (lo que es común en muchos procedimientos del Estado). Damos por hecho que el problema es el de las familias y nadie se atreve a ir más allá de cómo intervenir las familias, entonces es una queja mansa para que nada cambie.
La familia es un entramado abstracto toda vez que por más que hayan mecanismos como las asociaciones de padres, nadie va a representar realmente a los demás familiares (acudientes) y mucho menos a los que no están. Las familias no participan mucho de la discusión sobre el sistema educativo, porque este discurso tan crítico frente a la familia (la desatención de un estudiante) termina versando sobre los ausentes, sobre los otros.
Ideológicamente parecemos a veces encerrados entre un Estado que sólo preste servicios y un Estado que se atreva a apropiarse de sus niños y niñas y no dar libertad de paternidad y maternidad, intervenir una relación íntima como es la familia. La violencia intrafamiliar es un concepto muy joven que se arraiga para dejar claro que un hijo no es una propiedad, pero no se sabe cómo pasar del castigo a la rectificación, y aunque en los casos más graves un hogar de paso, un centro del ICBF es preferible, no se ve al Estado colombiano en capacidad de reemplazar a las familias y (en los casos menos dramáticas) de superarla. Lo que queremos alumbrar es que todos hablan de la crisis y la culpa de las familias, pero a la hora de decir qué hacer, se entiende la responsabilidad y lo dramático que es deshacer familias, quitar la patria potestad.
¿La crisis del sistema educativo no se va a resolver hasta que haya una política de natalidad en Colombia? 

Sobre Nosotros

Casa de las Estrategias es metodología, trabajo en red y conocimiento. Apoyamos procesos de jóvenes y colectivos, somos un centro de estudios y desarrollamos procesos de formación. Para posibilitar un trabajo social y cultural conformamos una unidad de servicios en consultoría convencidos de tener un equipo técnicamente impecable, que trabaja con protocolos estándar y que somete la creatividad a bases sólidas de información.

De cierta forma somos casa para los sueños pero terminamos reconociendo que estábamos movidos por los sueños de otros y esa pasión nos obliga a desarrollar estrategias para esas organizaciones o grupos con los que trabajamos, recordando que esos y esas soñadoras son los verdaderos protagonistas.